8/8/07

Primeras líneas tras mi dimisión del Partido Balear.

Ya van siendo algunas las sensaciones que se acumulan a lo largo y ancho de lo vivido, la responsabilidad ha sido la carga más pesada -es la primera que te sobreviene cuando das pasos incipientes y te percatas de que de tí, de tus acciones, dependen personas.

En este preciso momento, agosto de dos mil siete, siento algo muy especial: la libertad que me otorga el no estar sometido a nada ni a nadie y, en consecuencia, he de usarla. Y lo haré en adelante a través de este recién iniciado "blog" personal por una sencilla razón, porque también me siento deudor de quienes me han dado su confianza y apoyo desde que decidiera dar un paso hacia lo público. A todos Uds., a muchos de los que me siguen a través de la radio, de internet o por cualquier otro medio, aún sin conocer su rostro les dedico este espacio abierto al diálogo y al análisis político de la realidad balear.

Tengo que comunicarles que he tomado mi decisión de dimitir del Partido Balear consciente de que termino un ciclo; pero no abandono la política, ni lo haré nunca, pues la llevo dentro y ya van siendo también unos cuantos los que se han aprovechado en exceso de que me guste este arte sobremanera, por lo que también les hago saber que no estoy dispuesto a enmendarle la plana a nadie, sino a servir a la ciudadanía desde donde pueda hacerlo.
Sí, para mí -como decían los clásicos- la política es un arte y si ya no tiene tal condición habrá que recuperar esta faceta porque sigo manteniendo que es la única herramienta posible para solucionar los problemas que acucian a nuestra sociedad.

En estos dos últimos años he observado que las Islas Baleares necesitan recuperar varios conceptos, el primero de ellos es el de la unidad, que no uniformidad. Han sido varias las fuerzas interesadas en disgregar el sentimiento de pertenencia, de adscripción al archipiélago balear, visto en su conjunto, imbuido como está en el Mediterráneo y acabado su encaje en España.
Es paradójico comprobar cómo los nacionalismos nos arraigan a la tierra en la que cada uno se encuentra, creando falsas identidades que nos llevan a creernos independientes incluso de nuestro propio vecino, a que la Isla hermana ya no lo es -ya sean Ibiza, Menorca o Formentera- y a que somos, por nosotros mismos, capaces de todo. ¡Y no es así! todos nos necesitamos, la unidad es más necesaria que nunca por el daño que han hecho estos individualismos que dan cobertura al dominio político de una minoría. No obstante, también he podido comprobar que, aunque muchos de Uds. no trascienden en los medios, sí que tienen un calado sentido de la mallorquinidad que conforma lo que llamamos opinión pública y que, por lo tanto, la denominación "balear" cuenta para todos nosotros, los que vivimos en las Islas Baleares, con un amplio respaldo.

La unidad política no se consigue fácilmente, basta ver la lentitud con la que avanza en este sentido la vieja Europa, incapaz de superar los desequilibrios económicos de las propias regiones que la conforman; pero remover los obstáculos que la impiden es una tarea en la que deben creer todos los demócratas y, a veces, más que palabras hablan los hechos por sí mismos.

La Unidad Balear es para mí un ideal en formación, por el que pienso seguir trabajando y esforzarme hasta verlo concluido.

Es un Honor retomar el contacto con Uds. a través de este medio, respirar el aire limpio que me otorga saberme libre y poder expresarlo, compartirlo de alguna manera.
Comunicación pública de mi dimisión del Partido Balear a 31/07/2007:
Francisco Fernández Ochoa dimite de manera irrevocable del Partido Balear. 31 de Julio de 2007
Por la presente, Francisco Fernández Ochoa ha decidido hacer pública su decisión de dimitir de manera irrevocable del Partido Balear. Las últimas reuniones acontecidas en el seno del partido después de las elecciones del 27 de mayo de 2007 han evidenciado graves carencias estatutarias que me impiden continuar desarrollando un proyecto político en el Partido Balear acorde con mis principios e ideales de defensa del mallorquinismo y de las Islas Baleares. En consecuencia con ello y sin que exista ningún otro motivo, les anuncio mi dimisión, que se hace pública a todos los efectos y para que así conste allí donde proceda desde este momento.
No quiero despedirme del Partido Balear sin antes agradecer a todos el seguimiento de la web que he venido elaborando y las muestras de cariño recibidas por su parte, las mismas que me seguirán animando, sin lugar a dudas, a defender con integridad y honestidad allí donde me encuentre la necesidad de un cambio político profundo que sanee y traiga aire límpio a las Islas Baleares tal y como lo he venido haciendo hasta ahora.
En Palma de Mallorca a 31 de julio de 2007.
Fdº. Francisco Fernández Ochoa.
Ciudadano, DNI 18.235.818-S.

No hay comentarios: