24/9/07

La hipocresía política no hace Justicia con el metro de Palma.


La noticia ha tomado un calado nacional, interesado políticamente. Unos y otros se echan la culpa, nadie habla de las verdaderas razones de esta inundación de la única línea de metro de Palma. Trabajadores de la empresa constructora del proyecto no dan crédito, la culpa no es de la construcción dicen, es cierto que se hizo demasiado rápido por la fecha electoral; pero también es verdad que nadie se ha hecho cargo del correcto mantenimiento del metro debido a la transición política que se ha vivido en estos meses electorales, y lo que es más increíble, no hay vigilancia de ningún tipo. Además, los imbornales -drenajes que llevan el agua al alcantarillado- deberían haberse realizado en las demás fases altas del metro, de manera que cuando el agua discurriera se drenara lentamente, sin dar lugar a la inundación de la parte baja. La zona de la estación de metro de Son Fuster ha hecho de depósito de agua del Polígono Industrial Son Castelló al estar situada en la zona baja, por lo que toda el agua ha confluido allí provocando la inundación, por mucha bomba de agua, de achique que hubiera era imposible dar salida a tanta agua junta al mismo tiempo. El Polígono Industrial carecía de imbornales ya con anterioridad al metro, las rotondas se inundaban y ahora que el metro está construido se ha convertido en el depósito de agua subterráneo de esta zona y esta es la verdad de lo que ha sucedido. Los imbornales son competencia de EMAYA o de la propia constructora en las fases de metro contínuas y más altas. Habrá que determinar, por tanto, de quién es la responsabilidad; pero los que han fallado desde el principio han sido quienes, pese a estar advertidos de las consecuencias, rehuyen su propia responsabilidad política en ésto. El motivo sólo lo conocen ellos, las consecuencias siempre las paga el ciudadano. (Más: opinión del ciudadano publicada en Ultima Hora. http://www.ultimahora.es/segunda.dba?-1+7+412881)

No hay comentarios: