20/9/07

Quién resulte ser el sucesor del sr. Imaz (PNV) no es una cuestión menor, la radicalización del nacionalismo depende de ello.

Todo proceso de sucesión política en las instancias directivas de los partidos políticos entraña dificultades, de hecho el Sr. Imaz ha manifestado su deseo de no obstaculizar, ni impedir que se resuelva su sucesión de la mejor manera posible. No obstante, la trascendencia de estas decisiones internas hacia el exterior es evidente. Hay que recordar en este sentido que depende mucho del perfil de la persona que guíe o lidere un proyecto de cómo va a resultar el mismo, si más moderado o radical. En este caso, la sucesión en el PNV entraña riesgos evidentes de radicalización, los mismos que se observan en la crisis de CIU. No es, por lo tanto, irrelevante. Algo está sucediendo en el interior de los partidos nacionalistas que puede tener consecuencias de una deriva más radical, sobre todo si se sigue, como ha venido siendo la tónica en los últimos años, en compartir un ideal de independencia de España entre todos los nacionalistas, algo que, no deja en buen lugar las expectativas políticas de consenso o diálogo para el futuro político a medio y largo plazo. Estaremos, por lo tanto, muy atentos para saber quién es finalmente el sucesor del Sr. Josu Jon Imaz (PNV), de momento el Sr. Egibar no será candidato a la presidencia del PNV y quien se perfila es el Sr. Urkullu.

No hay comentarios: