15/9/07

Sobre la oportunidad política de Son Espases.

Es un tema recurrente en los dos últimos años, nuestra posición tiene que ver con la confluencia de dos importantes variables: ¿es oportuno retrasar un proyecto polémico pero de utilidad pública, que responde al interés general?¿Debería haberse construido en otro lugar? A la primera, no, no lo es. En este momento priman, a nivel jurídico-político, unos intereses muy diferentes a los que tuviera la construcción del nuevo hospital en sus inicios, no exentos ya entonces de polémica. Pero continuar esta vía de enfrentamiento es estéril, por cuanto otros proyectos alternativos supeditan la prestación del servicio público a más de ocho años. Explicación gubernamental, paradójicamente de quien se opuso y ahora, observa esta variable como crucial. Quienes han encontrado en este asunto un motivo para hacer oposición no aportan alternativas.

A la segunda, obviamente no son los terrenos adecuados, existía un proyecto anterior en el que se observó como idóneo el terreno ubicado en el acuartelamiento General Asensio, de Génova. En su momento, se realizaron movimientos de cierto desmantelamiento militar de esa zona, posiblemente en previsión de la cesión de los terrenos a la construcción de un hospital que hubiera quedado cercano a Son Dureta, en un entorno natural excepcional y con buenas comunicaciones viarias. En definitiva, es normal que exista polémica por decisiones que se toman por oportunismo político, controvertibles siempre; pero decisiones que gozan de la legitimidad de la mayoría de ciudadanos que votaron una opción concreta en un momento determinado. El sentido común, sin embargo, ha estado ausente de un problema que la política ha generado para la ciudadanía, lejos de resolverlo, complicando así la solución.

No hay comentarios: