2/10/07

El Proyecto Liberal quiere una dirección hacia la Paz para nuestra Comunidad, estabilidad democrática y Justicia.

La responsabilidad es la de los partidos mayoritarios, lejos de controlar el fuego sacan rédito electoral del mismo. Los nacionalistas están haciendo chispas y alguna de ellas puede prender ¿Por qué y para qué utilizar la violencia? ¿Para qué quemar fotos del Rey? ¿Por qué comportarse rebajándonos a otros países dictatoriales donde no hay democracia, como talibanes? Estas preguntas tienen una fácil contestación, hay quienes viven de la crispación y sacan provecho de ella. Por éso el Proyecto Liberal dice claramente que no desea confrontaciones en un sistema de libertades que está siendo utilizado por minorías de minorías. Las palabras no deben estar vacías de contenido, huecas, Paz es Paz, Libertad es Libertad y seguridad ciudadana es seguridad para vivir en Paz y Libertad en las Islas Baleares y en el resto de España. El grado de educación de un país es garantía de Paz en el futuro.

Está, por tanto, más patente que nunca el sentimiento de desprotección que tenemos ante la imprevisión política. La España de las autonomías ha malcriado a un niño que está maleducado, que no se conforma con lo que tiene y que siempre quiere más, porque es egoísta. Y el Estado debe reaccionar, ser responsable ante sus propios hechos.

Se han conformado distintas casas, los nacionalistas quieren vivir cada uno en la suya y ya no reniegan sólo del Rey, sino que también lanzan el mensaje de que no quieren españoles. No son éstas las formas adecuadas, las que no responden como sería apropiado en un Estado Democrático y de Derecho, para el buen gobierno de España y de las Islas Baleares. ¿Dónde está la fiscalía? ¿A qué impulsos obedece, y si éstos son razonables, de Justicia o de Política?

El Proyecto Liberal va a trabajar en una dirección para el buen gobierno, en Paz y Libertad, de las Islas Baleares, donde no deseamos que se reproduzcan modelos de violencia o problemas que están surgiendo en otras Comunidades porque quien tiene que estar atento a la resolución democrática y firme de los problemas se dedica a otra cosa. Es necesario completar nuestra democracia, terminar la transición política que no está acabada y para ello se necesita una tercera fuerza política, la única que hace falta en estos momento es la liberal, igual que en el resto de países europeos de tradición democrática consolidada, la que nos falta en nuestro país, España.

Deseamos expresar con convicción nuestra lealtad y solidaridad con S.M. El Rey de España, del que esperamos como siempre una adecuada actuación, a la altura de las circunstancias y de la posición que ocupa como máximo representante del Estado, pues es preocupante escucharle decir, en términos de pasado, que España ha vivido el período de estabilidad más largo. Quienes no estén de acuerdo con el sistema disponen de cauces suficientes para manifestarlo; pero emplear la violencia o intimidar al ciudadano nada tiene que ver con el tipo de democracia y el futuro que los demócratas deseamos para España. Reaccionen Sres. del PP y del PSOE, únanse por la España, por el ideal que todos queremos compartir y por el que se ha trabajado tanto.

Los nacionalistas independentistas buscan justificación, hablar de la policía, de la represión, de la falta de libertad les justifica y no hay plazo ni corto ni largo para hablar de ésto, sencillamente no hay plazo, no hay margen para los que ahogan la libertad. El Gobierno debe ser firme porque lo es de la España democrática. Y punto.
Nota del 9 de octubre de 2007: El P.LI.B. condena enérgicamente el atentado de E.T.A. contra el escolta herido, Gabriel Giner Colás ¿Qué sentido tiene utilizar la violencia en un país democrático?

No hay comentarios: