30/12/07

Crónica del año 2007 y de la VIII Legislatura que se les fue de las manos.


Es tiempo propicio para los balances, recordarán que el comienzo de la VIII Legislatura vino acompañado de un amplio consenso del arco parlamentario que ha venido definiéndose en este transcurso. Al principio, las posturas encontradas con el PP eran la norma, a lo largo de estos años se han ido suavizando, compartiendo los nacionalistas algo más que críticas con ellos. A medida que nos hemos aproximado a las elecciones generales de 2008 este acercamiento hacia el PP lo hemos visto más que en ningún otro en CIU, sin duda por lo escandoloso para ellos de haberse relegado al no gobierno autonómico a pesar de haber ganado en número las elecciones y no en calidad de votos, lo mismo que le ha sucedido al PP en las Islas Baleares. Y decimos para ellos porque así es la democracia y la legitimidad que otorga a quienes obtienen la mayoría de gobierno, otra cosa es que luego le llamen consenso al hecho de favorecerse de unos a otros para que no se rompa la armonía de gobierno, como sucede ahora en las Islas Baleares, en lugar de gobernar para resolver los problemas del pueblo. El PP ha desaprovechado 2/3 de la Legislatura en hacer nada, en reponerse del duro golpe de las urnas del 14 de marzo de 2004. Ha sido en este último año donde ha empezado a argumentar, a recuperar cierta credibilidad, con el mejor discurso que tiene, la economía, el del bolsillo de los españoles. Nótese que muchos de los postulados económicos que utiliza el PP son liberales, por supuesto. En clara contraposición al PSOE, que ha convertido a España en un país subvencionado para todo, clientelar, un bajo concepto del socialismo que sin duda intenta compensar la carestía generalizada de la vida, puro electoralismo provocado por: la sangrante subida de las hipotecas traicionando a las economías familiares, la subida de la vivienda, alquileres y unas pensiones y salarios a niveles insuficientes para afrontar el coste de la vida que está por encima de niveles europeos en España y a todo ésto nos llegó el Informe PISA 2006 de la educación que nos deja en mal lugar, en un decepcionante mal lugar. El gran error del PSOE ha sido ETA, en palabras del Presidente de España: su responsabilidad por intentar salvar vidas ¿y qué sucede con los inocentes que ya han dado su vida? ¿cómo puede un Presidente hacerse responsable de lo que otro piensa en un Estado de Derecho? Adelantarse al asesinato, al delito, no tiene sentido pues se cae directamente en el chantaje de ETA, en ésto también se ha retrocedido y se ha vuelto a lo que hay que hacer en este último año, aunque también ha costado vidas entenderlo. Y, finalmente, el nacionalismo. Los que vivimos en las Islas Baleares estamos viendo cómo se subvenciona a "tutti plen" a asociaciones como la Obra Cultural Balear, OCB, que son culturales oficialmente; pero que sostienen en realidad el avance catalanista más radical y que vienen acompañadas de unas intromisiones e injerencias de unas Comunidades Autónomas sobre otras de manera descarada, fruto de los veinte y cinco años de avance nacionalista permitido por los dos partidos mayoritarios y que, ahora, el PSOE, por aquello de que el mal llamado consenso del arco parlamentario hay que mantenerlo, ha elevado a su máxima potencia, por salvar el poder que si hace unos meses parecía que no iba a perder, ahora a dos meses de las elecciones generales del 9 de marzo de 2008, nadie sabe lo que va a suceder. Rajoy tiene opciones sin haber regenerado a su partido, lo cual nos instala en la desconfianza, en la alternancia de poder sin resolver los problemas de fondo. Los socialistas por su parte también tienen posibilidades, a pesar de haber metido a España en una espiral que a la vuelta de unos años -menos de los que Uds. creen- traerá violencia, separatismo y clientelismo. Y todo por no haber sabido gestionar el rédito électoral de 2004. En esta balanceo pendular se ha perdido la oportunidad de sacar adelante una de las Legislaturas más democráticas y sanas que en muchos años hubiéramos podido tener, se ha convertido en todo lo contrario. Para la único que ha servido es para que muchos españoles deseen volver a sus orígenes, al sentido de ser y sentirse español, sin banderas ni nacionalismos, unidos. Por este motivo, en 2007 ha nacido el Proyecto Liberal Español. Nuestra fuerza frente a todos reside en decir la verdad, no hay más estrategia que señalar los déficits y los aciertos, una forma de ser y de sentir como liberales y españoles que cuando trascienda a la opinión pública conseguirá asentarse como la tercera pata de un taburete que ahora se tambalea y se inclina hacia el nacionalismo, que no tiene otra política que el acoso y derribo de España. Nuestra confianza está puesta en los españoles que exigen medidas firmes, adecuadas, estables, equilibradas y que con fuerza nos devuelvan a la unidad de España y su prosperidad. Las Islas Baleares, desde el año 2000, han dejado de ser locomotora para convertirse en un vagón de cola subvencionado por Cataluña. Esta es la crónica de lo que pudo haber sido y no fue, la que explica por qué ha crecido la abstención en esta Legislatura que ya ha acabado con el año.

No hay comentarios: