18/1/08

El PP conservador del 14M de 2004 se reedita a sí mismo.

Es evidente que la caída de las listas de Gallardón y la apuesta decidida por Acebes y Zaplana sitúa al PP en su propia reedición, en volver a intentar alcanzar con el mismo equipo el poder que les fue negado en las urnas el 14M de 2004, queriendo convertir así la legislatura de gobierno socialista en un paréntesis. No importa divagar acerca de si Aznar tiene o no que ver en el asunto puesto que quien afronta estas elecciones es quien fue elegido por él mismo su sucesor, Mariano Rajoy. Este último no ha optado por la renovación, sino por estas estrategias obstinadas de "ni un paso atrás" que dice Pizarro. Tampoco nos sirve que el PSOE denuncie esta estrategia para alcanzar el poder, porque es la finalidad de cualquier partido político. Son como siempre los ciudadanos los que tienen la última palabra, las cosas han cambiado desde entonces, los partidos políticos son los mismos. ¿Qué pasaría ahora si Gallardón se definiera a sí mismo como liberal al tiempo que su partido se define a sí mismo como conservador? Es el momento de que todo se sitúe en su sitio. Si te sientes liberal este es tu partido.
_
Noticia de última hora -19/01/08: 14 presuntos islamistas radicales son detenidos en Barcelona. http://www.elmundo.es/elmundo/2008/01/19/barcelona/1200738554.html?a=02ad29b3828c678e448ce47bff3980d3&t=1200746095 Si antes lo decimos, antes pasa. Esta noticia sitúa el escenario de las próximas elecciones generales exactamente en el punto en el que se quedaron el 14M de 2004, con la diferencia, obviamente, de que en esta ocasión el riesgo ha sido controlado y la presión reducida. Han transcurrido cuatro años y la tesitura en la que se encuentran los votantes es exactamente la misma que entonces. Los ciudadanos nuevamente tienen una responsabilidad tremenda con su voto decisor, lo que está en juego es mucho más que la mera gestión económica del país y, por lo tanto, la necesidad de que nuevos partidos entren progresivamente en escena, entre ellos el nuestro, para desatascar la involución que sufre España.
- - -
Los periodistas, en sus comentarios televisivos, confunden los planos teóricos, no se puede ser liberal y conservador al mismo tiempo. Precisamente, este tipo de etiquetas han sido aprovechadas por los partidos conservador y socialista para integrar en sus filas a personas que, en realidad, son puramente liberales. Estos partidos han achacado al liberalismo conservador la práctica de políticas que responden a su propia radicalización como conservadores o socialistas. Un liberal es liberal. Y punto.

No hay comentarios: