7/5/08

Estudiada jugada la de Unió Mallorquina (U.M.) en el Consistorio palmesano.


El Presidente del partido nacionalista U.M. ha pasado a ser Teniente de Alcalde y a incorporarse en el equipo de gobierno municipal, sin atribuirse para sí, de momento, ningún área. Se justifica este movimiento, dicen, por la necesidad de propiciar una mayor estabilidad para lo que resta de legislatura en el gobierno municipal de Palma de Mallorca -hasta ahora conformado por el P.S.O.E.-I.U. Lo cual, también deja de manifiesto que U.M. (nacionalista de centro derecha) se parapeta tras esta coalición de izquierdas ya que, asegurar la estabilidad de gobierno es sinónimo de garantía para todos los partidos que gobiernan el Consistorio Palmesano de continuidad en los cargos. Se descarta, por tanto, la posibilidad de que UM y el PP (en desbandada en estos momentos) maniobraran la recuperación del Gobierno Municipal. Debemos presuponer por tanto la eficacia de estos cargos hacia la ciudadanía a partir de ahora, porque desde que se celebraran elecciones, el Ayuntamiento de Palma se está caracterizando por el inmovilismo total en el cumplimiento de las promesas electorales relativas al acercamiento a la ciudadanía de las políticas locales. Estos movimientos partidistas no tendrían mayor importancia si no fuera porque quien queda en una posición de debilidad total ante las próximas elecciones es el P.S.O.E. ya que no sólo es el P.P. el que debe depurar responsabilidades de su última etapa de gobierno, sino también U.M. sin más retrasos. Desde el Proyecto Liberal reivindicamos que la política está al servicio de los ciudadanos, no de los intereses de partido que corresponden a un segundo plano, debiendo cada cual asumir sus propias responsabilidades en función de las actuaciones llevadas a cabo y la gobernabilidad no debe enmascarar la impunidad cuando estas actuaciones deben revisarse, como nunca antes había sucedido, en los Tribunales de Justicia. Es lamentable que la política municipal esté basada únicamente en el ámbito organizacional de los partidos políticos, sin entrar a consensuar verdaderos proyectos políticos que demuestren la utilidad de la Política en la gestión pública y el desarrollo municipal.

No hay comentarios: