20/6/08

Por su importancia humana y social damos a conocer el siguiente correo recibido sobre la escolarización de nuestros hijos en las Islas Baleares.

"Tengo algo que contarte (refiriéndose a mí).Tengo que escolarizar a mi hija y justamente ayer tuvimos la reunión previa con los profesores, en este caso profesoras, que nos explicaron algunos detalles sobre el funcionamiento de la enseñanza, ciertos requisitos, periodos de adaptación, etc. Por supuesto el comunicado previo de la consellería no llegó en español, sino en catalán única y exclusivamente.Una vez allí, repasaron muchos detalles, pero en ningún momento explicaron que todo, el 100% de lo que enseñaban, hablado o escrito, es totalmente en catalán, y que no es hasta los 6 años, que creo que es cuando empieza primaria, cuando tienen su primera clase en castellano (que a mi me gusta llamar español), y que como te puedes imaginar se trata de la asignatura de lengua castellana. Nadie, salvo yo, consultó si efectivamente la enseñanza iba a ser 100% en catalán. La respuesta ya la sabes. Ya la sabíamos antes, pero cuando lo vives en primera persona te llega más aun la sensación de discriminación, de indefensión, y de que quieren catalanizar a tu hijo antes que velar por su educación más básica. Siento que se están burlando de mi. No profundicé hasta el punto de debatir porque ni era el lugar, ni realmente puedo solucionar nada, puesto que ellas hacen lo que les dice la consellería. Lo que más me preocupa es la asunción por parte de todos de que eso es así, tanto que la profesora, o profesoras en cuestión, se pensaban que mi preocupación era que mi hija no las entendiese, cuando yo en realidad les estaba hablando de una cuestion de derechos, igualdad y de que me estaban haciendo tragar sin rechistar la imposición de un idioma y la total discriminación de mi propia lengua, de la lengua materna de la niña, que es, según dice la ley, en la lengua que todos los niños deberían educarse en su primera etapa. Es curioso cómo la política, o mejor dicho el márketing aplicado a la política causa los efectos deseados. En este caso me refiero a la habilidad de los políticos a engañarnos a base de rebautizar las cosas con otro nombre ( guerra = guerra humanitaria, crisis = desaceleración, normalització lingüistica = discriminación lingüística, inmersió linguistica = imposición catalanista ). Me llamó la atención cómo especialmente una profesora me habló de la "inmersión linguística" con total normalidad. Evidentemente el término imersión es una manera hábil y suave de ponerle nombre a una imposición lingüistica absolutamente dictatorial... Resumiendo: El politiqueo catalanizador ha funcionado después de tantos años machacando, en la medida que la gente asume que es lo que hay, y en la medida que no se lo cuestionan más allá de si "mi niño lo va a entender", cuando el problema es de desigualdad y discriminación de la propia lengua oficial de nuestro país, y la lengua habitual en nuestra vida diaria. No existe ninguna opción en la escuela pública para escolarizar en español a un niño. Ni existe otra opción que no sea una catalanización expresa y consentida por parte de todos, tanto de los que no quieren hacer nada, como de los que no podemos hacer nada. Este comentario que te hago no tiene carácter privado. Lo puedes difundir, porque es algo grave que en el año en que se ha hecho hasta un ministerio de la igualdad (que será de la igualdad que ellos digan, por supuesto), aquí nos traten de una forma tan desigual, tan discriminatoria, y tan totalitaria, hasta el punto de que ponen por encima de la propia educación y formación básica del niño, que es la base del resto de su formación, el aprendizaje de un lenguaje mezclado, que curiosamente se lee y escribe en catalán y se habla en mallorquin. Que lo sepa todo el mundo. No te imaginas cuantas veces me he acordado del debate previo a las elecciones en el que Zapatero negaba que no se pudiese escolarizar a un niño en castellano en regiones como la nuestra. Que grande se ve la mentira cuando la vives en primera persona.".


Mi contestación: "a tí ya te ha llegado el problema, yo no tengo hijos todavía, espero tenerlos; pero cuando los escolarice me pasará lo mismo que a tí.
Me solidarizo con todo lo que dices y te aseguro que mis esfuerzos dentro de la política tienen que ver con esta lucha que de momento la pierden nuestros hijos con una formación deficitaria...

Recibe un cordial abrazo y espero que en tu ámbito familiar y privado sepas aportarle a tus hijos lo que la Administración Pública les niega.


Paco Fernández."

- - -


Habrá que recordarles a los socialistas las frases que ellos mismos utilizaron y que ahora, por asegurar el poder con el nacionalismo han olvidado interesadamente, idem para los nuevos populares que pretenden seguir el mismo camino que los socialistas abrieron hace dos Legislaturas:


"Primero se llevaron a los judíos... pero como yo no era judío, no me importó. Después se llevaron a las comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó. Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó. Mas tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual tampoco me importó. Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó. Ahora vienen por mí, pero ya es demasiado tarde". (Bertolt Brecht).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El poema no es de Bertold Brecht sino del pastor luterano Martin Niemöller. Y en realidad su traduccion es la siguiente:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar."
En realidad, debemos pensar hay o no un repliegue de los derechos humanos.

Francisco Fernández Ochoa dijo...

Le quedo agradecido por su precisión y por la interesante reflexión que realiza.