15/7/08

Los Ayuntamientos no tienen que dedicarse a hacer barras de pan.


Con este argumento tan sencillo y al mismo tiempo tan liberal se ha defendido hoy la representante de los gimnasios privados que denunciaba, en la emisora Ultima Hora Punto Radio, la competencia desleal que está suponiendo para este sector el que los Ayuntamientos se hayan decidido a subvencionar actividades tales como el spinning. El locutor no se ha reprimido su vena ideológica y ha intentado dar un razonamiento contrapuesto totalmente absurdo -nadie dijo que los liberales lo íbamos a tener fácil- por la misma regla de tres, decía el locutor: "los Ayuntamientos que hacen fiestas populares le hacen competencia desleal a las Salas de Fiesta", a lo que esta persona le ha contestado sin inmutarse y con gran aplomo que de ese asunto no entendía; pero que lo que sí conoce es que ya hay dos Juzgados en Andalucía que le han quitado la razón legal al Ayuntamiento porque subvencionar más allá del deporte base y darle el dinero para estos equipamientos a cualquiera, teniendo en cuenta que los gimnasios privados siempre ofrecerán un mucho mejor servicio y material, es como fomentar la competencia desleal y no precisamente por algo puntual como una Fiesta.
En las Islas Baleares ya son varios los Ayuntamientos que están repartiendo subvenciones de este tipo, una práctica completamente antiliberal y nociva para una Sociedad que está viendo cómo, en tiempos que no son buenos para nadie, se despilfarra el dinero público de manera clientelar y se perjudica al tejido empresarial, al pequeño y mediano comercio.

No hay comentarios: