13/7/08

¿Qué está pasando con los mandos policiales?


Por adelantado nuestra admiración y respeto por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Nos encontramos en un momento en el que la excesiva politización y el dinero fácil están provocando un cuadro enfermizo humillante.

El orden de los cuadrantes de seguridad se deja a las bandas organizadas a cambio de prevendas provinientes de la venta de drogas, los mandos policiales están bajo sospecha.

Estos cuerpos de seguridad, sobre todo los que dependen directamente de las Alcaldías deben ser un ejemplo para la ciudadanía. Por todos es conocido el lamentable estado en el que se encuentra la Justicia, si a ésto le añadimos las noticias de corrupción de los mandos policiales podemos decir que estamos en un momento bien delicado de nuestra democracia y que hay que hacer algo para que este cáncer no avance.

Normalmente los vecinos de los Municipios afectados por estas mafias suelen saber la verdad, los últimos en querer enterarse o aceptarlo son los responsables del Estado en cada lugar, estos cargos políticos amparan su inactividad en la falta de prueba o en la dificultad de su obtención ante la escasez de medios, normalmente manejados por los propios mandos policiales corruptos. Es lamentable tener que convivir con la corrupción porque los recursos y medios de la Justicia se muestran completamente ineficaces para perseguirlos y condenarlos. La corrupción no es una parte más del sistema, es una desviación que pagamos todos en algún momento.

Estamos poniendo en juego la seguridad y ésto, para entendernos, es como ensuciar el mismo plato que nos alimenta - por no emplear un lenguaje vulgar- como país turístico y con ciertos mínimos de seguridad garantizada frente a otros regímenes no democráticos, ya de por sí corruptos.

No hay comentarios: