30/9/08

En estos momentos de crisis mundial apoyaremos la unidad de todos los partidos.


Nuestro discurso es crítico, porque la crítica es parte esencial de la democracia; pero en estos momentos difíciles no tiene sentido la confrontación del tipo que sea, sino la unión de esfuerzos. Todos dependemos de todos y los partidos políticos deben ser los primeros en transmitir su ejemplo a los ciudadanos adoptando medidas al unísono, apoyándolas y defendiéndolas por el bien de la Comunidad. Si no es así y pretenden el oportunismo contravienen su propia finalidad como partidos que son. Este llamamiento parecerá intrascendente; pero vista la situación mejor será que empecemos todos a apoyar las medidas económicas del Gobierno de turno, sea del color político que sea, en lugar de criticarlas, y a ser posible aportar nuevas iniciativas. El PLIE hace un llamamiento a la solidaridad de la que siempre hemos hecho gala como españoles, para que salgamos juntos de un año que será duro para todos, nos necesitamos mútuamente, es un principio económico básico y miren por dónde, el más humano. No es momento para cambios de cargos políticos, de direcciones de poder por el poder, sino de solidaridad con la ciudadanía. Cada cual se está haciendo su retrato conforme a su actuación, los ciudadanos van a poder evaluar la finalidad de cada cuál en momentos extremos.
Nota a 1 de octubre de 2008: a los periodistas que hayan podido interpretar este mensaje como un cheque en blanco al Gobierno, les diremos que el control parlamentario de las medidas y propuestas es el más eficaz que conozcamos hasta el momento en democracia. No se trata de avalar cualquier decisión, sino de comprender, como es el caso inglés, que todos los partidos deben ponerse a disposición del Gobierno para trabajar conjuntamente en aquellas áreas de responsabilidad que puedan determinar avances o paliar los efectos devastadores de la crisis entre la población más afectada. Gracias.

No hay comentarios: