2/12/08

Una seguidora nos expone su preocupación, que es la de muchos ciudadanos.

Después de haber leído con gran interés la información general contenida en la página web del P.L.I.E. me dirijo a Usted para comunicarle que comparto sus ideas políticas siempre y cuando se lleven siempre a la práctica aunque hoy por hoy, desgraciadamente, veo poco factible el poder llevar a cabo la humanización de nuestra sociedad actual porque "limpiar" la conciencia de cada individuo es imposible. Ciertamente, como Usted bien dice al inicio de la mencionada página , "la corrupción no es una parte más del sistema, es una desviación que pagamos todos en algún momento" y ahora vemos las consecuencias, una de las cuales es la actual crisis económica que nos está hundiendo a todos... quisiera preguntarle qué podríamos hacer entre todos para impedir que el Consell de Mallorca vuelva a subir las tasas de incineración en torno al 15%. Esta desagradable noticia para los ciudadanos (además de desagradable es inoportuna por la situación de crisis económica que está atravesando nuestro país) fue publicada en el Diario de Mallorca de fecha 9 de Agosto de 2008 y lógicamente yo estoy en contra de esa subida. Yo parto de la base de que la unión hace la fuerza, por tanto le ruego que a ver si entre todos los afiliados y simpatizantes del P.L.I.E. podemos evitar que los actuales políticos de las Islas Baleares incrementen sus dietas, sus salarios y los impuestos locales (de incineración y el I.B.I.) que tenemos que pagar los ciudadanos.

Mi contestación: En la década de los 90 conocí a un grupo de comerciantes (panaderos, dueños de bares, vendores al por menor...) que no estaban dispuestos a pagar las elevadas tasas de basura que soportaban sus locales comerciales. En ese momento se construía la incineradora de Son Reus y la reversión de los beneficios medioambientales era dudosa, pues las cenizas residuales, al no disponer de inmediato de los filtros necesarios, eran altamente contaminantes. Los partidos políticos se comprometieron a realizar, precisamente a petición de estos comerciantes, un recurso de inconstitucionalidad -era el momento oportuno pues la Ley que financiaría la gestión de residuos a través de tasas y cánones estaba recientemente aprobada. Estos comerciantes dejaron de pagar las elevadas tasas y cuál fue su sorpresa al comprobar que los partidos políticos no interpusieron dicho recurso, se habían dado cuenta de que la gestión de los residuos entrañaba un enorme negocio. Estos comerciantes tuvieron que asumir a su costa el pago de los intereses devengados y su defensa ante los expedientes abiertos por la deuda acumulada ante la Agencia Tributaria. Hoy, se ha extendido el pago de la tasa a las viviendas y las competencias están en manos de un Consell Insular que incurre en la duplicidad administrativa, que está sobredimensionado y que licita la explotación del servicio a la empresa privada, "Tirme". Esta empresa justifica la subida de tasas diciendo que nos tenemos que adaptar a los costes reales, puesto que en Europa son más caros que en España. Pues bien, este problema puede solucionarse, además de por vía de la reclamación ciudadana que puede vehicularse a través de una campaña en contra -tomamos nota de su petición; a través de la centralización estatal de aquellas áreas o materias que tengan que ver con el desarrollo sostenible. Como venimos diciendo, el Estado debe ser previsor y encargarse del progreso adecuado de nuestra Sociedad en el largo plazo, no sólo debería asumir de forma directa medioambiente, sino también urbanismo, en definitiva las materias de las que dependa nuestra evolución social, pues el reparto de los costes a nivel nacional mejoraría la competitividad de la explotación del servicio, la eficacia y abarataría el coste. Si en Europa estos servicios son más caros es porque todavía no se ha hablado de la unificación de su prestación, en esa Europa unida sí creemos. Las Islas Baleares, ayudadas por el aislamiento geográfico, efectivamente están dañadas por el clientelismo, las áreas susceptibles de una gestión corrupta deben devolverse al Estado como garantía de saneamiento político. Tanto la supresión de la duplicidad de los Consells Insulares como la propuesta de centralización de las competencias estructurales del Estado en el largo plazo formarán parte de nuestras medidas de un programa político que pretende la vuelta al humanismo liberal.
Puede dejarnos sus sugerencias en: info@plie.es fcofdezochoa@telefonica.net

No hay comentarios: