26/1/09

¿Por qué se irrogan la condición de liberales quienes no lo son?

Principalmente por aglutinar en sus respectivas formaciones a quienes tienen declarada esta ideología. No obstante, siempre hay quien los mandará al Partido Liberal.

Lo hemos visto recientemente, el Presidente Uribe es tratado en los medios de comunicación como liberal en oposición a Chávez, socialista; pero lo que han destacado es la posibilidad de llegar a acuerdos conjuntos que ayuden a salir de la crisis a sus respectivos países, lo que nos sitúa en el terreno de las etiquetas - clasificar ahora a Uribe como liberal era la única manera de acercarle al Socialismo duro de Chávez.

¿Por qué entonces si hace dos meses las políticas liberales eran la causa de la crisis, ahora todos quieren ser liberales para proponer las soluciones? Esencialmente porque las prácticas económicas en Occidente no son liberales realmente, salvo en aquellas cuestiones que como decimos son más bien formales y que normalmente se encuentran recogidas en las Constituciones occidentales como un desideratum (libre mercado, libre competencia, derechos humanos, etc.). Pues bien, qué credibilidad van a tener las recetas emanadas de los partidos que, realmente, no son liberales, sino que utilizan el liberalismo. Seguramente la misma que ha provocado que nos encontremos en la mayor crisis financiera y económica que ha padecido el mundo en medio Siglo.

Los valores liberales siguen intactos, los demás partidos políticos ya han comenzado a hacer funcionar la maquinaria electoral, quedan sólo dos años para las próximas elecciones municipales y autonómicas, salvadas excepciones de las que llegan antes como las de Galicia y el País Vasco.

Pasen Uds., adelántese al verdadero Liberalismo, en esta ocasión estamos seguros de que la ciudadanía no va a transigir fácilmente como tantas otras con su discurso. Las próximas elecciones, tanto autonómicas como generales, deberán afrontarse desde otro punto de vista, desde el cambio de lo que ya no funciona y será ahí donde los Liberales tendremos mucho que opinar, ya no les sirve a los partidos la renta política de lo que han hecho en el pasado, ni las políticas de libro y tampoco pueden prometer si siguen sosteniendo el futuro sobre el mismo modelo especulativo que ha fracasado.
-
Es tiempo de reflexión y nuevas ideas. Son el tiempo y las ideas dos activos de los que los partidos políticos carecen, porque tienen que ganar las próximas elecciones. En el Proyecto Liberal hemos puesto el tiempo a nuestro favor y nuestras ideas son aprovechadas para el marketing de los demás, como es habitual en la competencia política, se olvidan de un detalle: de que la ciudadanía sólo aceptará modelos genuinos y claramente definidos ya sean socialistas, conservadores o liberales. Con lo que el primer paso ya está dado, el Liberalismo ya se va abriendo su propio espacio electoral en España.
-

1 comentario:

Anónimo dijo...

La sociedad de hoy necesita del liberalismo extensivo y humanista de Bentham, al tiempo que debe despertar de las dos grandes amenazas que nos condicionan: -La gran distanciación social entre ricos y pobres, desapareciendo las clases medias. -La aparición de los efectos del cambio climático.
Los partidos sin ideas "catch all parties" se irrogan la condición liberal dado que es un término ambivalente y centrado que recoge buena parte de la Historia de las Ideas del Mundo Contemporáneo. El gran reto: el de la libertad.