5/2/09

Los sindicatos tienen un discurso que es el que deberían emplear los partidos responsables de sacarnos de la crisis.


Los partidos mayoritarios no son capaces de asumir, con valentía, el discurso de reforma estructural que necesita España a medio y largo plazo. En lugar de afrontar esta responsabilidad, dejan que sean los sindicatos quienes, ajenos a su finalidad, digan la verdad sobre los cambios que precisamos en España. El sindicato CCOO ha reconocido la necesidad de estos cambios estructurales de los que les venimos hablando desde la fundación del Proyecto Liberal Español. La unidad de todos y el esfuerzo nos sacarán de la crisis; pero si el modelo productivo no se cambia, no podremos evitar los comportamientos cíclicos que sólo benefician a los especuladores. Cuanto más poder y fortaleza tiene una empresa más ejemplar debería ser su comportamiento en estos momentos y mayor sujección a la legalidad debería tener, porque quienes pueden ayudar para salir de esta crisis deben comprometerse con la ciudadanía en lugar de abandonarla o de utilizar a los representantes de los más débiles para reconocer su falta de acción. Dejar que sean, una vez más, las clases medias quienes vuelvan a arrancar el motor económico nos sitúa en un grado de desprotección de la persona cercano al que se tenía en la sociedad gremial de la Edad Media. Si los sindicatos no muestran más actividad y reivindicación al Gobierno en favor de los trabajadores será muy difícil evitar las manifestaciones directas de la ciudadanía en la calle en los próximos meses.

No hay comentarios: