14/4/09

El PP en Baleares dice que ni pone ni quita rey en materia lingüística.

Ni mérito ni requisito, no hay médicos.

Conversación entre médicos de Baleares:

Médico A.- Yo he sacado un 5.8 en el examen de catalán ¿y tú?
Médico B.- Yo un 6.2, no llego a 7 -que es la nota que exigen para aprobar el examen.
Los dos al unísono.- ¿Y qué hacemos ahora? volver a intentarlo, de lo contrario el puesto de trabajo peligra.
Médico A.- Sí; pero cómo les explico que aunque yo sea mallorquín nadie me enseñó nunca cómo escribir correctamente, que lo que hablo es de oídas, palabras tal y como las escuché en mi casa.
Médico B.- No tienes que explicar nada, saca un 7 y a ver qué votas la próxima vez.

He aquí la cuestión, el mismo partido, el PP que abrió la espita del catalanismo en Baleares ahora es ¡oh paradoja! el adalid o firme defensor de los médicos y les dice para reconfortarles que la lengua catalana debe ser un mérito y no un requisito, claro seguimos hablando en catalán; pero saben Uds. señores ciudadanos ¿cuál es el problema de verdad? pues muy fácil, que en las Islas Baleares no hay médicos suficientes para cubrir el servicio de salud.

¿Para qué importará entonces en qué hablen, si no hay médicos? entre tanto siempre quedará asegurado el voto de los descontentos con poca memoria, que cada día son más por un motivo o por otro.

Es trasfons de l´entendiment i la comunicació és sa Llibertat, sa llengo no ha d´esser cap obstacle per a ningú, sino que els ha de favorir.
El trasfondo del entendimiento y la comunicación es la Libertad, la lengua no debe ser un obstáculo para nadie, sino que debe favorecerlos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Justamente como partido liberal el PP sigue la máxima de no entrometerse en los asuntos que afectan a todos. Como dice Aznar:
"Necesitamos menos impuestos, menos gasto público, menos intervención pública en los mercados, menos empresas públicas", pues en materia lingüistica ¿porqué habrían de entrometerse?

Francisco Fernández Ochoa dijo...

De antemano nuestro agradecimiento por su comentario, al respecto: hablamos del PP en Baleares, por lo que convendrá conmigo que no es precisamente el PP en Baleares un buen ejemplo de concomitancia con las directrices marcadas por el PP Nacional, como no lo es el PSIB respecto del PSOE, por pura estrategia electoral.
No obstante, el PP no es un partido liberal como Ud. asevera, lo es conservador por antonomasia. Que incluye corrientes liberales en su seno, sí, igual que el PSOE. Que Aznar dijo muchas cosas, sí, también es cierto, entre ellas se definió como liberal, lo cual nos parece formidable puesto que la etiqueta "liberal" es marca de prestigio, sobre todo en temas económicos, de ahí lo de los impuestos, el gasto, etc.
Ahora bien, otra cosa es la lengua, que no responde precisamente a planteamientos ni matemáticos ni económicos, sino identitarios, culturales y sociológicos. En este sentido, efectivamente, el PP balear pretende ahora no entrometerse, tarde; pero al principio de nuestra opinión ya se señala que lo hizo y hace ya muchos años, por lo tanto, quien ha propiciado semejante imposición del catalán en las Islas Baleares no puede decir ahora que no tiene nada que ver, pues todos somos responsables de nuestros actos y los partidos también (lo saben bien porque este asunto les cuesta un número de votos indeterminados en cada elección que les impide mayorías absolutas. Ningún partido debería entrometerse en temas de lengua, pues subyace un principio de libertad tras la lengua de cada uno; pero no es menos cierto que cuando se dan imposiciones, ya sean del castellano o del catalán sobre la lengua balear, todo demócrata debe reaccionar y a más los liberales. El PP no se entromete, es decir, no reacciona ahora porque lo que tenía que hacer ya está hecho y lo que hizo no es ni más ni menos que ceder nuestra propia identidad balear al catalanismo en un ámbito territorial, el de nuestra Comunidad Autónoma, que no le corresponde. Ya lo creo que se han entrometido, hasta el punto de ser quienes han provocado la utilización de la lengua propia en contra del pueblo. En definitiva, si ahora no se entrometen es porque querrán conservar el catalán que ellos mismos impusieron por Estatuto.

El Proyecto Liberal Balear responde a algo más que a una etiqueta, es el nuevo partido liberal en las Islas Baleares y en España y lo que no nos parece de recibo, en absoluto, es que se utilice la lengua como un negocio electoral catalán-castellano cuando las serias deficiencias endémicas de las Islas son otras y, además, cuando la gran perjudicada de esta pugna de imposiciones contra la libertad de cada cual está siendo la lengua autóctona mallorquina.