7/5/09

El PLIB se adhiere a la manifestación del 30 de mayo de 2009 en pro de la libertad lingüística.


Desde una perspectiva íntegramente liberal, y como herederos del foralismo liberal en España, es lícito defender el compromiso democrático y Constitucional con la especificidad propia de los territorios que así lo tienen reconocido históricamente. De esta manera, los derechos forales de Baleares deben estar garantizados como símbolo de la identidad propia, independiente de otras Comunidades Autónomas que igualmente han gozado de la oportunidad que la Constitución española les brinda para consolidar estos mismos derechos históricos en su ámbito territorial delimitado. Esta visión histórica y foral de los territorios, que se refiere sobre todo a la tradición que en ellos se ha venido consolidando y que está recogida en la Constitución española, no debe despreciarse y su defensa no es una exclusiva nacionalista, ni está reñida en absoluto con el reconocimiento de los derechos y libertades inherentes a cualquier persona entorno a la libre elección de la lengua en la que desee expresarse y educarse. Desde el punto de vista histórico-social y político, las Islas Baleares tienen una lengua de uso que, utilizando su propia nomenclatura, se denomina mallorquín o Balear y esta tradición puede incluirse y reivindicarse políticamente, para que sea declarada como signo de identidad, entre los derechos forales que se han venido consagrando con el transcurso del tiempo en nuestra Comunidad Autónoma Balear. En consecuencia con lo expuesto, el Proyecto Liberal Balear ha decidido sumarse a la convocatoria de manifestación pública realizada por el Círculo Balear para el próximo sábado, 30 de mayo de 2009, 12 hs. Borne (Palma) con el lema “Nuestras lenguas nos unen. Volem llibertat d´elecció” desde un posicionamiento liberal, que defiende el bilingüismo castellano-balear o mallorquín sin que prevalezca, en ningún caso, la imposición de una lengua sobre la otra, con fundamento en el principio de respeto de las lenguas entre sí y el respeto a las personas que las hablan en libertad.

No hay comentarios: