26/5/09

El Proyecto Liberal concurrirá a la manifestación del sábado por la libertad lingüística.


El 70% de los individuos que componen la Sociedad Balear rechazan cualquier tipo de imposición a través de Decretos que superpongan una lengua ajena a la del lugar y que impidan la libre convivencia con el castellano como lengua oficial de España. Esta realidad no está representada en las Instituciones porque los partidos políticos de las Islas Baleares han cedido a las imposiciones que perjudican la libre elección de lengua del individuo. Ningún liberal puede permanecer impasivo ante esta situación que conculca los derechos y libertades inviduales de toda persona a defender el bilingüísmo compuesto por su propia lengua foral y la del país en el que se encuentra integrada de manera natural, España.

La estadística individual confirma, de manera abrumadora, que haber denominado catalán por motivos de uniformidad lingüística a la lengua propia de las Islas Baleares ha sido un error pues ha permitido la injerencia de Cataluña en las Islas Baleares y la adscripción artificial a los países catalanes cuando la mayoría de mallorquines se sienten plenamente identificados al mismo tiempo como españoles y no como catalanes. Hay muchos lugares del mundo en que por efecto del colonialismo hablan francés o español; pero no por éso decimos que sean Francia o España. De igual manera, no porque la lengua oficial de las Islas Baleares se haya llamado catalán implica que las Islas Baleares sean Cataluña o que pertenezcan a los denominados Países Catalanes más allá de un ámbito de afinidad cultural sin más consecuencias - por la misma vis atractiva se podrían haber denominado Países Aragoneses, Países Valencianos o Países Mallorquines.

Por estos motivos el Proyecto Liberal realiza un llamamiento a la población balear para que participen de la manifestación por la libre elección de lengua convocada para el próximo sábado, 30 de mayo a las 12 hs. en el Borne (Palma) en la que nuestro partido estará representado.

Por otra parte, no queremos dejar de informarles de que los medios de comunicación en general han silenciado nuestra presencia en dicho acto, publicando únicamente los nombres de los partidos con representación Institucional que van a participar. Podemos imaginarnos los diversos motivos por los que se actúa de esta manera, todos ellos antidemocráticos; pero lo paradójico es que algunos de los partidos participantes, como es el caso del PP en Baleares, no sólo han contribuído en su día a esta imposición por Decreto, sino que además provocan una confrontación entre castellano y catalán que en el día a día de la población no existe y que genera distingos entre las dos lenguas que anulan o marginan las lenguas autóctonas o forales como el mallorquín, el menorquín, el ibicenco o el formenterense. Otros partidos también participantes muestran evidentes síntomas de no haber comprendido, en absoluto, esta problemática relativa al hecho diferencial de las Islas Baleares y con sus actitudes ambiguas únicamente favorecen al castellano mostrándose como fuerzas políticas españolistas.

El Proyecto Liberal desea desmarcarse de cualquier polémica generada por motivos de lengua, un instrumento para la convivencia y no para la confrontación, por lo que nos ha parecido oportuno verter estas explicaciones que ayudarán a comprender un poco más por qué catalanistas y españolistas muestran posturas irreconciliables que, al final, únicamente perjudican la conservación de la verdadera cultura mallorquina y de la identidad foral propia, cada vez más reducidas por estas confrontaciones interesadas como están y que tienen su fundamento subyacente en la consideración de la lengua como un negocio.


El Proyecto Liberal es heredero del foralismo liberal en España.


Nota: este escrito ha sido enviado al Diario El Mundo, secciones de cultura e internet.

No hay comentarios: