19/5/09

La Curva del Dr. Arthur Laffer


La curva de Laffer nos explica que cuando el Estado aumenta los impuestos, no necesariamente se obtiene de ello un beneficio proporcional a la presión fiscal. El aumento de los impuestos lleva a ciertos contribuyentes a disminuir su actividad, a otros, a pasarse al mercado negro o instalarse en la evasión fiscal, legal o ilegal. La curva de Laffer no es matemáticamente perfecta; pero sí políticamente exacta. De esta manera, el PSOE emplea una falacia cuando nos dice que bajar los impuestos conllevaría la disminución de las aportaciones sociales, pues lo que nos demuestra Laffer es que se producirían más aportaciones si la moderación impositiva alcanza un equilibrio según el Estado del que se trate y la época. Muchos se animarían a contribuir si los impuestos bajaran y ese beneficio estatal podría servir a las políticas sociales. Esta última redistribución de la riqueza es la que omite el PP. Por lo tanto también el PP utiliza medidas liberales a medias, convirtiéndose en un partido insolidario.

Lo importante para el Liberalismo es dar a conocer que nuestro pensamiento, más que una ideología, no es individualista ni insolidario, sino que propone medidas cabales que ayudarían verdaderamente a salir de la crisis tal y como está comprobado científicamente que sucede en aquellos Estados donde la reducción de los impuestos intervino antes de la reactivación.

Si quiere conocer más sobre nuestras soluciones liberales a la crisis económica capitalista le invitamos a asistir el próximo 27 de junio de 2009, a las 19 hs. al recinto Son Amar donde tendrá lugar la conferencia "Medidas Liberales para una crisis capitalista".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en la segunda parte de su exposición, sin embargo no en la primera.
Como bien sabe la curva de Laffer, escrita en una servilleta, fue la base de la teoria fiscal del Reaganomics. A la postre se demostró errónea pues la bajada de impuestos no contribuyó a una mayor recaudación. En conclusión, el debate está si los impuestos deben premiar o castigar rendimientos como el trabajo o bien el capital, y dentro de este, que capital, si el ordinario o el especulativo.
No tienen exito ni la polticas fiscales restrictivas (PP, injusticia social) ni las expansivas (PSOE, derroche). El exito está en el equilibrio.

Francisco Fernández Ochoa dijo...

Gracias por su excepcional reflexión, de la que puede deducirse no sólo una respuesta, relativa al imprescindible equilibrio, sino al análisis segmentado de cada una de las propuestas que contiene y las consecuencias o efectos económicos que conllevaría su aplicación, muy propio del debate liberal en busca siempre de soluciones viables. Dicho lo cual, también fue el Gobierno de Margaret Thatcher el que implementó las medidas propuestas por Laffer. El éxito o fracaso tuvo que ver no sólo con qué Estados dentro de EEUU aplicaron correctamente la teoría fiscal, por lo tanto se demostró erróneo o con eficacia relativa allí donde no se tuvieron en cuenta múltiples variables socioeconómicas, por éso hemos matizado según el país y la época. A modo de ejemplo, en el Proyecto Liberal no estamos en absoluto de acuerdo con las medidas que se tomaron inicialmente -en época electoral- para mejorar rendimientos en décimas del PIB, más bien electoralistas o de cumplimiento de programas del partido en el Gobierno (PSOE), por cuanto ahora se han demostrado también perjudiciales, puesto que centran el rigor de la crisis y el esfuerzo para salir de ella en unas determinadas clases, las medias. Nos referimos por ejemplo a la supresión del impuesto del patrimonio a partir del uno de enero de 2008, los nefastos 400 euros, planes de recolocación de empleados con inversiones millonarias antes de la crisis y que ahora ya no sirven para nada y un largo etc. Terminamos con su misma apostilla, el éxito está en el equilibrio, de ahí la importancia que desde un primer momento le hemos dado en nuestro Proyecto a esa palabra que tantas cosas positivas significa para un Liberal que desea profundizar en las distintas teorías económicas existentes para alcanzarlo.