12/7/09

La nueva financiación no favorece, en absoluto, a las Islas Baleares.


La presunta igualdad según criterios poblacionales encubre la peor financiación para las Islas Baleares de años. Es cierto que se aplican coeficientes correctores de insularidad; pero no se tiene en cuenta al turismo, el sobrecoste de los transportes y la carestía de la vida en las Islas. La población turística flotante anual es inmensa y requiere de servicios y prestaciones de manera que no se contemplan en una financiación completamente deficitaria para Baleares.

Por contra es el turismo vía Baleares una importante fuente de ingresos para el Estado, un motor económico que no se está cuidando. Que todos los españoles tengamos la misma o aproximada financiación queda muy bien para las políticas socialistas de igualdad, que no es real, es café para todos; pero encubre la generación de más pobreza para el conjunto nacional porque no revierte en quienes generan la riqueza para que puedan continuar e incluso mejorar su nivel. El hecho de que el Gobierno de Madrid y el de Baleares tengan en este momento el mismo signo y color político delata el poco peso político que las Islas significan para el conjunto del Estado, sin duda un paso atrás que afectará a la calidad de vida en las Islas Baleares, a su competitividad y a su degradación en los próximos años.

No hay comentarios: