7/10/09

Vergonya cavallers, vergonya!


La actitud que los liberales mantenemos en las Islas Baleares ante semejante espectáculo de falta de rigor y seriedad en la lucha abierta por las Instituciones en tiempos de crisis es la de responsabilidad. Ya no sólo porque puedan adelantarse las elecciones, sino porque si algo vale hoy y se puede hablar con propiedad es porque el ejemplo debe ir por delante. La bisagra nacionalista es el problema que debe resolver la política, ya que los dos partidos mayoritarios alimentaron el despropósito político en el que estamos instalados.

Las imputaciones, las sospechas, las insidias y las confabulaciones están a la orden del día y lo que es peor, son personas aforadas, representantes parlamentarios, ediles, todo el stablishment político el que se ve salpicado por presuntas corruptelas tanto de partido como personales. Llegados a este punto el Proyecto Liberal Balear solicita una revisión del sistema que debe iniciarse y conducirse a través de la política, porque lo que está en juego es la permanencia del sistema democrático que nos hemos dado todos los españoles; pero no para llegar hasta aquí, sino para reconducir esta situación de decadencia generalizada.

No hay comentarios: