26/3/10

Ha llegado el momento de la política cercana a la ciudadanía.


Está claro que la política de las grandilocuencias ha tocado a su fin al seguir una línea claramente contraria a los intereses de la ciudadanía, cada vez más alejados de los de sus representantes políticos. El discurso vacío de contenido, el arribismo y el oportunismo político forman parte de una estrategia caduca, asociada ya a prácticas irresponsables que serán rechazadas en las urnas. Nuestro Proyecto Liberal avanza con políticas realistas, que nacen de las necesidades individuales de los ciudadanos en momentos de riesgo para la propia libertad del hombre.

Texto secundario

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo del president Matas clama al cielo.

Anónimo dijo...

A lo mejor mi comentario será censurado, pero no me importa pues soy libre de pensamiento, pero deberiáis pensar a nivel nacional (pues creo que estáis demasiado centrados en el problema balear, algo insignificante a nivel general), yo soy votante del p.p. (de lo cual no me averguenzo), pero existe un partido denominado según creo mayoría democrática que nos tiene ilusionados a todos los españoles de la península y deberiáis formar una coalición potente con ellos, porque en Andalucía (y soy sevillana), su presencia es impresionante para los que nos consideramos liberales de bien (ni de uno u otro), por eso, y por ser una persona libre tal y como os comento sería saludable una unidad desde el norte al sur hasta conquistar el centro de España con partidos serios como parecéis ambos, disculpad si os es molestado, simplemete es una sugerencia de una ciudadana liberal que se siente identificada con unos postulados que están en perfecta sintonía entre los mismos. Perdón, y de nuevo gracias. Almudena Benítez Martín.