27/9/10

El kiosco de Son Cotoner.


PLENO ORDINARIO DEL AYUNTAMIENTO DE PALMA (27-09-10)
Intervenció de s´Unió d´Associacions de Mallorca.
PROPUESTAS SOBRE LA UBICACIÓN DEL KIOSCO DEL PARQUE MUNICIPAL DE SON COTONER.
Sra. Alcaldesa, Concejales,
S´Unió d´Associacions de Mallorca sobre este punto expone lo siguiente:

El parque municipal de Son Cotoner responde a un modelo antiguo, a una visión hoy en día ya poco efectiva de cómo debe ser un área de recreo en un entorno urbano. Las características y la propia ubicación del parque lo convierten en un lugar poco transitado, retirado del entorno urbano, en lugar de estar integrado en él. De hecho esto es así porque es un parque que no está preparado para una afluencia masiva de personas, recordemos que la barriada de Son Cotoner alcanza ya los 9.000 vecinos, sin embargo en su plaza principal y al aire libre únicamente habría sitio para ciento cincuenta personas que pudieran permanecer sentadas al mismo tiempo.
Texto secundarioDe esta manera, la afluencia al Kiosko viene determinada por encontrarse en un lugar de paso hacia los colegios públicos y en una zona del parque lo más cercana posible a los núcleos urbanos aprovechando su acceso principal. En definitiva la ubicación del Kiosko es importante porque es lo que determina que realmente sea un servicio para los vecinos más que un bar más de la barriada.
Los problemas que padece el actual Kiosko deben servir para proporcionarle una ubicación modélica, así la falta de seguridad es un elemento a tener en cuenta, pues el actual no dispone de una construcción que disuada a quienes ven en su separación del entorno urbano una oportunidad para asaltarlo y robar en él constantemente.
Así mismo el alcantarillado en los alrededores del Kiosko es esencial que se mejore, pues en su actual ubicación padece las mismas inundaciones que muchas zonas del parque, lo que dificulta su utilización los días siguientes a las fuertes lluvias. Por lo tanto de nada sirve hablar de la ubicación del Kiosko si antes no se ha previsto subsanar una serie de deficiencias estructurales que presenta el parque: el alcantarillado, la limpieza, la falta de zonas ajardinadas y ornamentadas para el paseo, las grietas de asfalto en los accesos, la señalización para el correcto uso de los espacios dedicados a los perros, el soterramiento de los cables de telefonía de los edificios colindantes, más papeleras y un largo etcétera de detalles que han llegado a tal punto de degradación que hacen del parque un lugar poco agradable para muchas personas que piensan en otras opciones antes que hacer uso del mismo.
A modo de ejemplo, hace dos años que se suprimió la única fuente pública de agua que había cercana al Kiosko, lo que ha supuesto la queja de innumerables vecinos que consideran que con un tratamiento sanitario adecuado y unas instalaciones limpias debería haber agua pública al abasto de sus hijos, de quienes deseen practicar deportes controlados en las zonas específicamente destinadas para ello.
El Kiosko, en un principio, obtuvo gran éxito entre los que practicaban la petanca, a día de hoy las instalaciones dedicadas a este deporte normalmente de las personas mayores se encuentran en un estado lamentable que hace que las pistas estén prácticamente inservibles. El kiosko, en definitiva, se convierte en el centro de atención de los usuarios del parque y de su buena ubicación depende el éxito o fracaso de una zona pública que bien gestionada y respetada genera empleo público a bajo coste.
Al mismo tiempo un kiosko ampliado y bien ubicado; pero en un entorno ajardinado degradado produce el efecto contrario, el desuso de los espacios públicos cuando es la propia tradición mediterránea la que ensalza el uso de la plaza pública. La dejadez y la falta de medios tanto humanos como materiales que el Ayuntamiento de Palma destina a estos espacios han sido los motivos que han provocado que un parque relativamente moderno tenga que volver a pensarse y reestructurarse por haber quedado obsoleto. La buena voluntad del Kioskero se centra en atender su negocio, pero nada puede hacer ante la falta de iniciativas competencia del Ayuntamiento. Lo que un día fue una promesa para los vecinos hoy se ha convertido en una carga a costa de los impuestos municipales que ni siquiera beneficia ya a los edificios del entorno, pues se degradan en la misma medida en que lo hace año tras año el parque de Son Cotoner. Esperamos que la ubicación de un Kiosko ampliado y bien construido sea el revulsivo que necesita el parque, sirva al inicio de su recuperación.

No hay comentarios: