19/1/11

Miedo a ser libres.


Las Sociedades modernas, concretamente la Sociedad Occidental libre es el reflejo colectivo de nuestros comportamientos individuales, así lo observaron con agudeza los primeros economicistas liberales. Ahora bien, la cuestión social es desde siempre mucho más profunda que la económica. Todos sabemos que hoy se puede comprar, como ya sucediera en Roma, la libertad con dinero.
-
En consecuencia, existe sociológicamente hablando un concepto más profundo de libertad que el económico y que es el que nos interesa tratar como liberales, es el de la libertad individual, la libertad de cada cuál que viene en principio determinada por aquéllas decisiones que todos y cada uno de nosotros tomamos a diario en función de hábitos, precios, pautas educacionales, deseos, salud, circunstancias de vida – tanto personales como familiares- necesidades diarias, influencias grupales, reclamos publicitarios y un largo etcétera – de ahí que la economía clásica interpretara al Robinson Crusoe de Dafoe como el hombre libre o liberado por antonomasia del comercio, el dinero y los precios. Bajo este contexto sirvió la novela al estudio de la libre elección.

No hay en el mundo moderno valientes, pues de ellos están llenos los cementerios como nos recuerda el dicho popular, lo que hay es miedo, personas que tienen miedo porque estamos en la cultura del miedo a la libertad, a ser libres cada día de nuestra vida porque existe miedo a depender de nosotros mismos alejándonos en la toma de decisiones del clan, de la familia, de la empresa o de la sociedad. De hecho, este miedo está bien gestionado por los partidos políticos que lo intervienen o lo conservan a complacencia para que no se nos olvide, constantemente rememoran el miedo, sin ir más lejos la transición democrática en España ha sido llamada la transición del miedo.
-
El miedo cunde, y para contagiar valor desde la política cuesta, entre otras cosas porque la política es una buena tapadera que sirve a los cobardes y honra con la gloria a los valientes, seguimos pues estando en Roma, pocas cosas han mejorado el mundo clasicista que vivimos desde entonces.
-
Por tanto ¿qué puede ofrecerle un partido político como el Proyecto Liberal? precisamente lo que más falta nos hace a todos, libertad, libertad de base. El orden liberal garantiza básicamente la libertad de actuar conforme a nuestros principios, ser libres en nuestras decisiones. Como dijera Sir Winston Churchill, un gran defensor de la libertad: “Democracia es que, cuando llaman a tu puerta a las cinco de la mañana, sea el lechero.”
-
Vivimos tiempos de advento y de los liberales depende, como explicara Erich Fromm, no tener ese miedo a la libertad. Podemos asistir impasibles al declive de los principios o al resurgir de la libertad, la decisión depende de nosotros. Todo liberal ante este estado de cosas ha de reaccionar, ser valiente y defender la libertad. Si eres liberal el Proyecto Liberal Español es tu partido, únete a nuestra causa de libertad y humanismo.Texto secundario

No hay comentarios: