29/3/11

Vía Conectora


El segundo cinturón o proyecto de vía conectora, es un ejemplo más de la disfunción que causan las políticas de enfrentamiento entre partidos, no consensuadas en el largo plazo, de cómo la política bipartidista se nutre del conflicto, creando más problemas de los que resuelve debido al cortoplacismo con el que se prevén obras que deberían realizarse en el trascurso de más de una legislatura y con el consenso de los distintos partidos políticos sobre cómo realizarla de la mejor manera. Todos estamos de acuerdo en que hay que hacerla, es por tanto una necesidad, pero tanto el Colegio de Ingenieros como las personas afectadas saben bien cómo lo quieren. Entonces por qué se hacen los trazados sin tener en cuenta estas consideraciones que son del todo lógicas, que buscan no complicar la ejecución del proyecto y que no sea excesivamente caro. Los ingenieros han señalado en un comunicado que consideran imprescindible la realización de los cuatro primeros de los siete tramos en que se ha dividido el proyecto, desde es Coll de'n Rabassa hasta la autopista Palma-Inca; así como la recuperación de la reserva de terrenos para el trazado hasta la Ma-1 (Palma-Andratx) porque "de otro modo será mucho más cara y compleja en el futuro".

El Colegio de Ingenieros subraya que la dimensión de la vía "es impactante" pero que "reducirla puede suponer complicar y encarecer notablemente eventuales ampliaciones".Si todo esto se sabe, si las explicaciones técnicas superan a las políticas, por qué insistimos en hacer las cosas buscando el mérito, la posteridad.


El segundo cinturón era del PP, la vía conectora ahora es del PSOE. El PP lo quería hacer todo seguido, el PSOE la ejecuta en 7 tramos. Cada uno aplica su fórmula, pero la verdad es que ninguna de ellas responde a la realidad tal cual es, porque mientras discuten su fórmula el segundo cinturón ya debería estar hecho desde hace más de dos legislaturas. ¿qué es lo que les ha frenado cuando es una necesidad demostrada? sólo lo saben ellos. Lo cierto es que el efecto que produce no avanzar en las mejoras de los trazados urbanos lo padecen, siempre, los ciudadanos.Texto inicialTexto secundario

No hay comentarios: