27/5/11

Unas elecciones municipales y autonómicas en clave nacional.

Los liberales estamos unidos como el primer día para afrontar el siguiente reto político.



Una mayoría de ciudadanos han considerado que el tiempo del PSOE estaba agotado, y para asegurarse de que se producía un cambio de gobierno han votado al Partido Popular.


A principios de Legislatura, 2007, el Partido Popular lanzó en las Islas Baleares el mensaje victimista por el que aún siendo el partido más votado no podía gobernar. Por su parte, el gobierno en las Islas Baleares se configuró con la suma de partidos que dieron lugar al famoso tripartito, incluida en esta entente la disuelta, que no extinguida, U.M.


Pues bien, esta suma de variables ha configurado un panorama político, unas claves que han producido, por una parte, desconfianza en los partidos pequeños por temor a que se reedite la corrupción de U.M. y de otra la necesidad del voto de castigo al PSOE, asegurando la gobernabilidad apoyando a un solo partido, el único conocido es el PP. En definitiva, los ciudadanos han votado con plena conciencia de lo que hacían en democracia, pero dejando bien claro que quieren regeneración y eficacia en la gestión que les saque de la crisis.


La decepción que hemos tenido todas las fuerzas políticas no institucionales es que el trabajo y el esfuerzo honesto no se ha visto en absoluto recompensado con los resultados y ésto ha sido así para todos los partidos que han visto cómo el voto del amigo, del familiar, del vecino que debía servir para entrar a nuevas personas en los Ayuntamientos no se ha producido en esta ocasión, porque todos han votado en clave nacional. Esto no supone más inconveniente que el de la lógica, es decir, el Partido Popular no va a poder aprovechar los resultados obtenidos en las elecciones municipales y autonómicas para generar cambios en el país hasta que se convoquen las elecciones nacionales, que para éso están cada tipo de elección bien determinada y diferenciada.


Así, estaremos un año entero con la impasividad de unos y los ataques de otros por el poder.


Por lo que respecta al PLIE y a la vista de lo sucedido no nos queda más remedio que esperar, que saber tener la paciencia y el valor de continuar en esta lucha desigual en la que no sólo ha habido discriminación hacia los partidos pequeños, sino también tratamiento desigual de unas formaciones sobre otras. A modo de ejemplo ¿Por qué se ha tratado a la Lliga y a Convergencia por las Islas como si fueran partidos Institucionales por parte de los medios de comunicación? ¿No eran partidos nuevos, que se presentaban por primera vez como lo ha hecho el PLIE?. El Proyecto Liberal permanecerá unido, sabiendo que ha hecho muchas cosas bien, corrigiendo los errores que todos cometemos y esperando su oportunidad de convertirse en la fuerza que regenere de verdad y de raíz a las Islas Baleares y a España.


Gracias a todos los liberales por su unidad y apoyo, nuestro partido ya ha comenzado a trabajar para presentarse por primera vez a las Elecciones Nacionales de 2012.

No hay comentarios: