3/7/11

Cosas que no se entienden: Camp de Mar, una playa con graves deficiencias.



Los usuarios de la playa de Camp de Mar no salen de su asombro al comprobar el mal estado de las instalaciones básicas que hacen que una playa de primer orden se encuentre completamente degradada.



A los sucesivos temporales -que han arrebatado completamente la arena de la zona rocosa, han destruido los antiguos accesos que permitían un cómodo baño y han convertido a las algas secas que no se retiran en las principales protagonistas- hay que añadir el olor nauseabundo, los rincones con basura flotando, los conductos exteriores de aguas sucias directamente abiertos y, en su conjunto, una inversión en excelentes paseos sobre una playa completamente degradada, inexistente.



Además, los edificios en construcción que se hierguen en la montaña, en lugares donde no se deberían haber autorizado, terminan por convertir una playa con un potencial turístico excepcional en un sitio explotado sin criterio, de difícil aparcamiento a pesar de las ampliaciones del parking municipal. En definitiva, toda una odisea para los que desean comer en los numerosos chiringuitos de playa o simplemente darse un baño. No se entiende cómo puede consentirse esta situación, nuestras playas están totalmente desequipadas respecto de cualquiera de las que puedan visitarse en muchos lugares de la península donde cuidan el entorno y que cuentan con un mínimo de duchas, papeleras, pasarelas y cuartos de baño, conscientes como están de que el turismo y los veraneantes son su principal fuente de ingresos.


La demolición de los edificios en construcción en zona protegida, la repoblación de la foresta y la intervención en el saneamiento de las instalaciones, así como de la adecuación de los arenales para los meses de verano deberían ser acciones municipales constantes, automáticas año tras año en lugar de la pasividad que convierte uno de los mejores rincones de la Isla en un estercolero.

No hay comentarios: