6/9/11

La Tercera Edad busca caminos que no les hagan depender de las subvenciones.

Hoy he asistido, en calidad de abogado de la Federación de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares de la tercera edad a la firma de un acuerdo beneficioso para un Club automovilista de prestigio, como es el RACC, y la Federación de personas mayores, lo cual es un buen síntoma de que las cosas están cambiando a la vista de que los dos partidos políticos que nos gobiernan no buscan soluciones, porque no las tienen, para siquiera paliar estas graves deficiencias que conllevan la pérdida de la calidad de vida asociativa de los mayores.

No hay dinero en las arcas públicas para los locales de asociaciones de la tercera edad, el PSOE de Zapatero falló -ya no les dan ni para el alquiler ni la luz- y el PP de Rajoy, que ya lleva cuatro meses en el poder municipal y autonómico no lo arregla, ni se espera que lo haga.

Luego, éso sí, los dos emplean argumentos en la campaña nacional diciendo que quieren proteger las políticas sociales y el poder adquisitivo de los mayores.

Esta situación, tan terrible como lamentable, pues afecta a nuestros mayores y también a nosotros en el futuro ha desembocado en que las propias asociaciones y federaciones tienen que buscar la manera de subsistir, de prestar servicios a los asociaciados y de innovar soluciones que hasta ahora, no eran tan necesarias por depender en buena medida del herario público. Este comportamiento creativo, que no espera depender de nadie que subvencione nada que sea básico es ser liberal.


Foto: Momento de la firma del acuerdo FCAIB3ªedad-RACC

No hay comentarios: