22/3/13

Blanquerna será peatonal: el colofón del despropósito.

El actual equipo de gobierno municipal (PP) considera que existe consenso suficiente como para peatonalizar definitivamente la calle Blanquerna de Palma de Mallorca. El interés de los negocios situados en los bajos comerciales para que fuera transitada y se pudiera aparcar suscitó en su momento el serio dilema entre continuar abierta al tráfico o hacerla peatonal. Pues bien, ahora ya solo le falta al equipo municipal volver a instaurar los tramos rectificados por la polémica de carril bici del anterior consistorio (PSOE) para que Palma vuelva a ser la suma de despropósitos de la última legislatura, justificados éso sí porque se trata de decisiones políticas. 

Ahora todos se pliegan a un supuesto consenso que no es tal, orquestado como está por las organizaciones vecinales del todo politizadas para hacer ver que los comerciantes están de acuerdo en su mayoría y no es cierto, los comerciantes han venido teniendo cotas de rechazo a la peatonalización total de Blanquerna del orden del 80% desde que se iniciara para ellos este particular viacrucis por el gobierno socialista y que ahora consuma el gobierno del PP.

Tal para cual, PP y PSOE de acuerdo porque dicen suman entre ellos el mayor número de consenso en la calle, como si el bipartidismo fundara decisiones políticas satisfactorias para la ciudadanía por el mero hecho de alcanzar el acuerdo entre estos partidos políticos, la cura a todos los males.

Tradicionalmente PP y PSOE han estado enfrentados durante la democracia y cuando la ciudadanía les exigía esfuerzos de pacto no se avenían porque primaba entonces el resultado electoral por encima de la lógica ciudadana.

Ahora que se ven sin salida y ya tarde, el resultado de esta forma de hacer política es el mismo que está sucediendo a otros niveles de gobierno, nefasto. Los apoyos de una supuesta mayoría de ciudadanos que respaldan la toma de decisiones de los gobiernos municipales han perjudicado seriamente hasta ahora la seguridad de los peatones y continuará perjudicando en el futuro la economía de la zona, que no podrá soportar el coste para sus negocios de la peatonalización total, digan lo que digan los PPSOE.

No hay comentarios: