9/3/13

El filibusterismo político en Baleares

Los que utilizan la lengua del pueblo balear para imponer subliminalmente su propia ideología conservadora tendrán que comprender que solo hay un partido político en Baleares que defiende la lengua del pueblo, el Proyecto Liberal, pero que no comparte sus radicalismos conservadores, propios del Partido Popular más radical. 

Seguiremos defendiendo la lengua balear porque son ellos los que tienen que apoyar al Proyecto Liberal si quieren que, en este punto concreto, de verdad se cambien las leyes nacionalista-catalanistas en Baleares, y no al revés.

Lo demás es seguir haciéndole el juego al Partido Popular en Baleares, un juego hipócrita que dura ya más de treinta años y que está teniendo como consecuencia la mayor vergüenza que puede soportar el pueblo balear, que los partidos que se alternan en el gobierno hayan vendido como fenicios la verdadera identidad balear a Cataluña.

Esta corriente interna del Partido Popular está condenada al fracaso, pues desde siempre han sido mantenidos en el ostracismo, en tiempos de Matas hasta apartados de la imagen pública del partido popular en Baleares con el que mantienen una relación más propia de un reducido grupo de presión. Su radicalismo no es atractivo para el voto y el Partido Popular huye de exhibir esta vertiente. Su lucha dentro de ese partido está condenada al fracaso, lo cual es verdaderamente triste, pues es cierto y verdad que la bandera tribarrada debería ser la que ondeara en las Instituciones por voluntad democrática mayoritaria del pueblo balear. Solo el pueblo que lucha por su verdadera identidad la merece.

No hay comentarios: