17/3/13

Las Islas Baleares a la deriva nacional catalanista

No extraña a nadie que los medios de comunicación en Cataluña (TV3) se hagan más eco del nacimiento del partido nacional catalanista (El Pí) en Baleares que los propios medios locales.

Este interés de Cataluña por todo lo que suceda en Baleares ya es histórico. Recordemos que la Coalició per les Illes, CxI, una corriente integrante de este nuevo partido político catalanista en Baleares (El Pí) es la heredera de la disuelta, que no extinta, Unió Mallorquina, U.M., partido que ya fuera integrante de la denominación nacionalista (GALEUSCA).

Los contactos políticos del Pí en Cataluña y el soporte nacional catalanista está garantizado para ellos, si bien se compone su ejecutiva principalmente de figuras políticas que ya han tenido su cuota de protagonismo en el Partido Popular, de donde se desligaron por divergencia en cuestiones internas.

Este impulso nacional catalanista no es nuevo en Baleares, donde existen muchos intereses ligados a la deriva independentista de Cataluña. Se justifica pues la existencia de estos partidos para que las Islas Baleares tengan un comportamiento idéntico al de Cataluña, para que entren en definitiva en el juego político catalanismo vs españolismo.

De hecho, no deja de ser curioso que, al tiempo que este partido vuelve a campear por los mismos intereses de la antigua U.M. en Baleares se haya registrado el Ayuntamiento de Calvià, uno de los más ricos de Europa, en busca de documentación que sirva a la acusación de Carlos Delgado, quien fuera Alcalde del Municipio y, en la actualidad, Conseller de Turismo del Govern Balear.

Más allá del recorrido que puedan tener las investigaciones, no es menos cierto que el daño por la mera sospecha de corrupción ya está hecho para la idea que ha representado Carlos Delgado dentro del Partido Popular, de corriente españolista en Baleares enfrentada al nacionalismo catalanista.

Las Islas Baleares, por tanto, se quedan sin nadie que represente el liderazgo necesario para reivindicar unas Islas Baleares que encajan de manera natural en España y no en los Países Catalanes.

Mientras los nacional catalanistas en Baleares reorganizan sus filas, el ciudadano Balear sigue esperando su alternativa política real a Partido Popular y Partido Socialista, dos columnas resquebrajadas que han cedido al juego político del nacionalismo y que han perdido la credibilidad ante sus respectivos electorados, no tanto por este juego de intereses, sino por los casos de corrupción que no paran de aflorar en unas y otras filas mientras los españoles padecen la crisis económica más grave de la democracia.

La alternativa a esta situación no puede ser más de lo mismo, el juego del interés por el poder y el dinero, porque si hay algo que la Sociedad Balear y Española tiene ya claro es que se debe seguir creyendo en la Política; pero con partidos políticos que de verdad aporten aire fresco a la democracia, ajenos a esta manera de hacer las cosas.

El Proyecto Liberal Balear, PLIB-PLIE aspira a la representación de estas ideas centradas, desde la moderación política y el liberalismo humanista que necesitan las Islas Baleares y España para liderar nuestro avance hacia un futuro inteligente, ya que entendemos que el modelo político de representación y esta forma de acción política, tal y como la hemos conocido hasta ahora, está abocada al fracaso de empeñarse en querer seguir defendiendo un sistema agotado que sirva al poder y al dinero y no a los ciudadanos.

No hay comentarios: