29/5/13

Procedimiento administrativo puro y duro y falta de concreción de los plazos de abono de las subvenciones a las Asociaciones de las barriadas de Palma.

La reunión que tuvo lugar en el día de ayer martes, 28 de mayo de 2013 para informar a las distintas Asociaciones de Vecinos de las barriadas de Palma del procedimiento administrativo y nueva reglamentación a seguir para la obtención de las subvenciones de fiestas y funcionamiento ha puesto en evidencia el endurecimiento de los criterios para conseguirlas, una complejidad administrativa excesiva y, sobre todo, la falta de compromiso del Ayuntamiento y del Consell Insular de Mallorca en manos del Partido Popular para el abono de las subvenciones en plazos determinados, algo que fue muy comentado ante la desazón de los asistentes, quienes se cuestionaban en todo momento si merece la pena siquiera plantearse pedirlas.




Foto: Momento de la reunión informativa de participación ciudadana en el edificio Camp Redó.

La sensación de todos es la de que, además de reducirse para este ejercicio en un 20% las ayudas, también se está produciendo un aplazamiento sine die de los abonos, de tal manera que la falta de fondos municipales en la actualidad genere una esperanza de cobro en el futuro de estas subvenciones, de nuevo el cortoplacismo electoral está siempre presente.

Algunas Asociaciones decían llevar desde 2012 sin percibirlas, a pesar de habérseles concedido ya en su momento.

Llamó la atención una defensa a ultranza por parte de uno de los componentes de la mesa de información del Consell Insular (Partido Popular) de la legalidad y los principios del Derecho por los que se rige la Administración para estos asuntos. Lo cual es evidente que le ocupa únicamente a la Administración, no a muchos de los asistentes que eran legos en Derecho y que con el nuevo procedimiento están obligados a solicitar el apoyo de profesionales y apelar a la buena voluntad de éstos para elaborar las peticiones, muchos de los presidentes decían no entender nada del nuevo procedimiento.

En definitiva, se traslada la carga de solicitar las cosas como las quiere la Administración a los ciudadanos, no se establecen criterios de unificación de las Asociaciones por barriadas, ni poblacionales (hay varias asociaciones para una misma barriada cada una de ellas de un marcado y diferente color político) ni de ningún tipo.

Justifíqueme los gastos que quiera exahustivamente que yo los valoraré y le daré el dinero que quiera también, así funciona. La otra cuestión que queda en el aire es, si ahora son tan inflexibles en la aplicación de la legalidad por la crisis ¿cómo se habrá hecho hasta ahora? Esta pregunta se contesta por sí misma.

No hay comentarios: