26/6/13

El desempleo en el Municipio de Palma de Mallorca.

Texto para el Pleno del Ayuntamiento de Palma de 27 de junio de 2013.

Honorable Sr. Alcalde, Sras y Sres. Concejales. La Unión de Asociaciones de Mallorca, sobre este punto, expone lo siguiente:

El Ayuntamiento es Estado. Cuando hablamos de desempleo en el municipio de Palma de Mallorca no vale excusarse en cómo va lo política nacional o si Europa da más o menos dinero para la formación de los parados.

Lo importante son los datos de la estadística que nos dicen que en Palma y solo en Palma hay nada más y nada menos que cerca de 40.000 personas en esta situación y que no tienen ninguna esperanza de ver creación neta de puestos de trabajo, siendo realistas y conforme pronostican las escuelas de negocio, hasta el segundo semestre de 2014.

Si esto es lo que tenemos, la clave es “resistir” ayudar desde los organismos públicos a que las familias y ciudadanos más afectados por esta larga crisis puedan resistir este tramo que nos queda todavía por delante hasta superarla, las fuerzas son escasas y decir que va a mejorar antes de lo esperado es una táctica demasiado socorrida por nuestros políticos que no convence ya a nadie.

Es cierto que el Ayuntamiento de Palma ha aprobado unas medidas fiscales por las que se suspende el pago de determinados impuestos locales durante dos años, pero estas medidas son clamorosamente insuficientes y no se hace un publicación suficiente de cómo están beneficiando estas medidas y a quién, pues la Administración debe asegurarse de que las personas que reciben este tipo de aplazamientos fiscales están verdaderamente necesitadas y si lo están, el mero retraso en el pago de sus impuestos difícilmente podrán remontarlo al tener que pagarlo cuando empecemos a salir de la crisis.

Hay que recordar que el efecto paulatino de la recuperación no es inmediato para todos, y que la lentitud provocada por la falta de medidas contundentes en el sistema de producción, que hasta ahora está sostenido principalmente en Palma por el sector servicios y la construcción, ya no sirven a la recuperación, dada la precariedad de los puestos de trabajo de quienes consiguen abandonar las colas del paro.

Además, hay que recordar que en parte las cifras del paro descienden porque también lo está haciendo la población activa, y porque cada vez hay más inmigrantes que están retornando a sus países de origen una vez que han agotado la percepción de sus prestaciones por desempleo aquí en España. El descenso del paro no está provocado totalmente por la producción de nuevos puestos de trabajo en Palma de Mallorca, ni mucho menos.

Los expertos aconsejan mantener en el empleo a las clases productivas de entre 30 a 50 años, ya que de verse aún más afectadas de lo que ya están se provocarán graves problemas de morosidad hipotecaria e incluso de sustento de las familias. Esta realidad nos aconseja favorecer el empleo juvenil, darle prioridad a este sector pues de su estabilidad dependerá la de todos nosotros en el futuro. Podemos decir más que nunca que, efectivamente, los jóvenes son nuestro futuro.

Ya falta menos para superar la crisis, es cierto, pero ¿está teniendo en cuenta el Ayuntamiento de Palma que después de la crisis vendrá la postcrisis?

Los gobernantes ingleses lo tienen claro, ante una experiencia parecida a la nuestra no dudaron en decir que se tendría que haber ayudado más a los ciudadanos británicos más necesitados durante la crisis, porque después, cuando se supera la crisis, sus efectos se prolongan y se dieron cuenta de que no habían realizado todos los esfuerzos posibles por ayudar a la ciudadanía cuando más lo necesitaba y eso es un error imperdonable en política. No cometan Uds. este error de cálculo, aunque mucho nos tememos que después de seis años de agonía la única receta que Uds. pueden recomendar a la ciudadanía es la de la paciencia, y la paciencia de las clases más desfavorecidas está agotada.

Muchas gracias.
Francisco Fernández Ochoa, vocal UAM.

No hay comentarios: