29/9/13

El modelo lingüístico que defendemos como Partido Liberal en Baleares, PLIB.-PLIE: castellano-balear.

No compartimos con el PPUPyD y Ciutadans su simplificación de la problemática lingüística en Baleares, no se trata sólo de defender el castellano, ni siquiera el bilingüísmo tiene sentido si no es en términos de castellano-balear, no castellano-catalán.

Puede ser que los partidos que han tenido su inicio en Cataluña sientan la inercia que les lleva a extrapolar el problema catalán a las Islas Baleares, cuando aquí el hecho lesionado es bien diferente, pues se trata de que tanto el catalán oficial como el castellano están estrangulando, como lenguas dominantes, el uso y conservación de nuestra propia tradición oral, el mallorquín o balear.

Estas mismas lenguas dominantes, castellano y catalán, están en lucha entre sí, perjudicando con ello la conservación de la riqueza cultural y superponiéndose al estrato lingüístico propio de las Islas Baleares, enfrascadas como están en su peculiar batalla. No se trata, por tanto, de una mera cuestión Constitucional como han señalado los sindicatos, porque llevar la cuestión a este terreno legal -siendo oficial en las Islas Baleares el Catalán por aprobación estatutaria y no por designio directo del pueblo- significa reconocer el reduccionismo del problema al Catalán y al Castellano, garantizadas como están ambas lenguas y su uso por la Constitución española. La única que peligra en este momento de ser fagocitada, por lo tanto, es la balear, lo demás es cuestión de voluntarismo político en el cumplimiento de las Leyes y la ejecución de las Sentencias judiciales que así lo reconocen. No se equilibrarán las lenguas dominantes mientras existan nacionalismos de uno u otro parecer, tanto si son españolistas como si son catalanistas.

No estamos de acuerdo, en absoluto, con la estrategia artificial del PP en Baleares consistente en introducir la lengua extranjera, el inglés, para conseguir de esta manera limitar la predominancia del catalán en las aulas. Los experimentos educacionales no deben hacerse con alumnos que al final no sabrán escribir en castellano, no se sabe si les será útil aprender oficialmente una lengua que tal vez no necesiten nunca, más allá de cuestiones básicas y desconozcan totalmente que su lengua vernácula tiene grandes diferencias con la catalana, riqueza lingüística con la que se acabará por Real Decreto. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo lo que no sea español crea separatismo. Ya está bien de tanta bandera diferente e idomas diferentes.

Proyecto Liberal Balear, PLIB-PLIE. dijo...

Respetamos su opinión por lo que respecta al español. Si bien no la compartimos. Nuestro partido liberal considera que la unidad de España se consolida gracias, precisamente, al crisol de las diferentes culturas que contiene y la enriquecen. Su posición no promueve la unidad, sino la uniformidad. Es cierto que esa unidad debe culminar al final en una sola bandera, por éso se coloca un poco más alta que el resto; pero nunca sin olvidar que las personas son mucho más importantes que los territorios porque sino, ese problema de banderas lo seguirá teniendo Ud. respecto del mundo en el que nos integramos. Un saludo y les animamos a dejar sus opiniones al respecto. Gracias.