2/11/13

Sa policia turística está contractada en precari i demana es seus drets.

Es Policies turístics vàren fer sa seva protesta en peu i en silenci.
Pleno del Ayuntamiento de Palma, de 31 de octubre de 2013. 10 hs. Punto 46.- del Orden del día sobre regularización de la contratación laboral de la policía turística. Unión de Asociaciones de Mallorca.

Honorable Sr. Alcalde,
Sras. Y Sres. Concejales

El contrato laboral de los Agentes policiales turísticos por temporada es contrario al principio de seguridad que necesita de la estabilidad.

O asentamos la labor policial de manera permanente en la Platja de Palma para disuadir el delito o su trabajo será ineficaz.

He sido testigo directo de cómo con la presencia de un solo agente, toda una calle principal de Platja de Palma, transitada y llena de negocios abiertos al público a las 15 hs. de la tarde queda libre de delitos, al instante. Ya no digamos de madrugada.

Por eso, los ciudadanos, no podemos entender que todos los convenios que se han firmado hasta hoy para la mejora de la seguridad pública y el apoyo a la policía turística nazcan inestables.

Hoy, día 31 de octubre de 2013 el Partido Popular tiene la oportunidad de rectificar esta tónica, de demostrar que el Cuerpo de la Policía Turística, impulsado en su momento por este partido político, no nace como una imagen para los turistas, sino con vocación de verdadero servicio público para los ciudadanos.

La solución, tal y como ha entendido el grupo en la oposición Més, al que agradecemos su encomiable gestión para traer al Pleno este punto, tiene que ver con la contratación laboral adecuada, estable, regular, que dé derechos propios de una contratación legal a los agentes y que sea seguida de la distribución de tareas policiales durante todo el año y, sobre todo, que lleve inherente el reconocimiento a la necesidad del trabajo de este colectivo que, desde su inicio ha cosechado grandes éxitos en materia de coordinación policial.

Los derechos policiales del colectivo tienen que ser una realidad, y no un mero desideratum, un éxito de todos los palmesanos ¿Quién puede estar en contra del sentido común de contratarles como corresponde?

Los municipios turísticos, una de las principales fuentes de ingresos para las arcas públicas, necesitan dotarse de este tipo de cuerpos policiales. Una contratación laboral de policías turísticos anual evitaría las fluctuaciones y oscilaciones propias de la temporada turística, de tal manera que si se alarga no se causaría la desconfianza de que estarán desatendidas las cuestiones relativas a la seguridad, como ha sucedido por falta de previsión este año 2013.

Recuerdan Uds., Sras. y Sres. Concejales, el Pleno extraordinario dedicado expresamente al turismo en el Municipio de Palma de Mallorca, saben Uds. que cuando se ha batido el mayor récord de afluencia de cruceros, hasta 7 barcos en el mismo sábado, 19 de Octubre de 2013, los policías turísticos más preparados, los que saben idiomas y tratar al turista estaban de vacaciones obligatoriamente.

La falta de presupuesto no es excusa. Estos trabajadores, no piden indemnizaciones, piden trabajar con estabilidad y garantías propias de un puesto de trabajo seguro también para ellos, que tienen que enfrentarse a diario a la delincuencia.

Un análisis de las necesidades nos lleva a evaluar el tipo de delincuencia al que se enfrentan, es una delincuencia itinerante, que reside durante todo el año en el territorio insular. Cuando termina la temporada en Alcudia los delincuentes vienen a la Platja de Palma, cuando termina en Platja de Palma desplazan su actividad delictiva al centro de la ciudad de Palma. Son delincuentes que viven de la delincuencia, del hurto y el delito durante todo el año, que se repliegan en segunda y tercera línea a la espera de la vuelta de más turistas con quienes llevar a cabo su propia campaña delictiva.

Este tipo de actividades delictivas necesitan de las aglomeraciones como las que tenemos en el centro de Palma en Navidad, en Reyes, en tiempo de rebajas, son las oportunidades para este tipo de delincuentes que ya sabemos que entran por una puerta del Juzgado y salen por la otra porque no se ha creado el que ya solicitáramos en su día que fuera el Juzgado de hurtos y delitos menores de 24hs y porque a diferencia de cómo se han tratado estos temas en Cataluña aquí seguimos sin darle garantía de Constitucionalidad a las ordenanzas municipales sancionadoras.

Es una contradicción que los municipios más ricos, incluso en tiempos de crisis, no puedan sufragar su seguridad, con la crisis este tipo de delincuencia aumenta y, por lo tanto, la inseguridad estaría desbordada sino fuera porque ahora más que nunca los cuerpos policiales están haciendo evidente su convicción de servicio.

No era normal que el pequeño y mediano comercio no abriera sus puertas ante la llegada masiva de cruceros, decía el equipo de Gobierno Popular, tampoco es normal que Palma sea diferente a multitud de ciudades turísticas por falta de seguridad que nos hace perder oportunidades de negocio.

Les comentaré una anécdota que me llamó la atención cuando visité Platja de Palma de la mano de uno de estos policías de paisano: faltan policías reales detrás de las cámaras de seguridad, qué bochorno para el Ayuntamiento de Palma que los palmesanos averigüen que detrás de las cámaras de seguridad en Playa de Palma no hay nadie que las observe, ni efectivos que puedan coordinar medianamente una acción policial inmediata conjunta.

Cómo puede entenderse que el contrato laboral de la policía turística finalice antes de que acabe la temporada turística este año y que se les haya tenido que dar vacaciones desde mediados de octubre cuando más falta hacen.

No nos digan que no hay dinero, lo que falta es voluntad política y lo que sobra es delincuencia.

Recuerden que edificar una Playa de Palma con nuevos hoteles y edificios pero que tenga de base esta manera de hacer las cosas, la inseguridad, nos llevará a más de lo mismo, a los ghettos.

¿Quién no recuerda la magnífica barriada de Son Gotleu de los años 70 y en qué se ha convertido ahora? No recuerda el Sr. Alcalde la muy oportuna gestión que tuvo que hacer en Son Gotleu al principio de la legislatura cuando la situación de inseguridad por las tensiones raciales se le escapaba de las manos al Consistorio, cuando la inseguridad abría informativos a nivel nacional. No dejemos que pase lo mismo en Platja de Palma cuando se le puede poner remedio hoy, ya hubo un conato de que podía pasar lo mismo que en Son Gotleu cuando se atropelló a un vendedor ambulante que huía de la acción policial a principios de la temporada de 2013 y ya hemos salido para nuestra vergüenza en los periódicos alemanes por la prostitución y el botellón.

Transaccionen por favor con la oposición una solución digna para este colectivo. Son agentes del orden, es de sentido común que deben tener un tratamiento adecuado, integrarse paulatinamente en los cuerpos de la Policía hasta que no haya que llamarles policías turísticos, sino policías locales.

Respeten Sres. del Partido Popular sus propias ideas en materia de seguridad, rectifiquen los errores de gestión pública y cuando reflexionen que no tiene sentido que lo que defendieron hace un tiempo no debe de dejar de defenderse ahora sean consecuentes, resuelvan la situación legal de la contratación de estas personas que redunda en sus familias y en la seguridad de todos año tras año. Ellos se lo agradecerán y con su motivación alta seguramente que también los ciudadanos al ver que se reduce la delincuencia y vienen más turistas.

Muchas gracias.

No hay comentarios: